miércoles, 12 de abril de 2017

Aunque ese no iba ser el último tanto de la noche.




Aunque ese no iba ser el último tanto de la noche. Rafa Navarro salvaguardó el honor de los verdiblancos con un gran disparo que se coló por la escuadra. Pero ya era demasiado tarde.

Lo cierto es que la nueva derrota tiene un principal señalado. Parece que los dos meses que a Quique Setién le quedan en Las Palmas se antojan demasiados para Víctor Sánchez. Y más viendo que su equipo ha conseguido sacar diez puntos de los últimos cuarenta y dos posibles. Un desastre total y absoluto. El Betis naufraga en busca de un capitán que se sepa reconducir el timón de este barco...

Aunque ese no iba ser el último tanto de la noche. Rating: 4.5 Diposkan Oleh: Unknown

0 comentarios:

Publicar un comentario